En las regiones rurales andinas de Colombia, alrededor de caminos y senderos crece una planta con propiedades cosméticas.

Algunos la consideran maleza pues sus tallos y raíces son tenaces y resistentes, y no se dejan romper haciendo de esta, una planta difícil de arrancar y de erradicar.
Los escobos, como son llamados comúnmente por las comunidades rurales del país, corresponden a especies vegetales de habito arbustivo de la familia Malvaceae, de los géneros Sida y Malvastrum en regiones andinas, y a algunas especies del género Malachra en regiones bajas de Colombia.


De los tallos secos de estas especies se confeccionan cerdas para escobas artesanales, debido a que son bastante resistentes a quebrarse o agrietarse.
Con el mucilago (sustancia gelatinosa) obtenido de la maceración de las hojas de los escobos, algunos campesinos colombianos fabrican un preparado gelatinoso que emplean para lavarse el cabello.


Para preparar este Champú natural, basta con recolectar unas cuantas ramas con hojas de las plantas frescas. Con la cantidad de hojas maceradas suficiente como para llenar un recipiente hasta las tres cuartas partes de este; agregue agua potable y sin cloro a la maceración. Puede agregar en una relación del 2% del volumen original del macerado, hojas de romero, cristal de sábila, manzanilla u otra hierba aromática a la mezcla.

En el Meta, suelen aplicar al preparado, algunas ramas u hojas de Cayeno (Hibiscus sp.), otra planta de esta misma familia. Para poder aplicar el preparado en el cabello, se debe dejar reposar por 2 o 3 días con el fin de obtener una gel concentrada.


Sobre el cabello húmedo, puede aplicar la gel directamente o mezclarla con algún otro producto comercial, para el cuidado del cabello. El proceso de gelificación está generalmente condicionado por la cantidad de polisacáridos y ceras en los tejidos vegetales, con lo cual, el cabello obtiene elasticidad, resistencia y brillo.


En la Reserva Botanica Choachí son bastante frecuentes los escobos alrededor de sus senderos, y usted podrá elaborar su propio champú y probar sus beneficios tomando un baño refrescante en la quebrada aledaña “El Uval”.

Nicolas Vargas, Etnobotanico, Biólogo – Universidad Nacional de Colombia. Sonsonetero del habla, querendon de las maticas, cerrero como una cabra. Fabricante de champus de escobo, chicha, hongos comestibles, y viverista de Silent Hill, Choachi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: